Consultor Ecommerce y Desarrollador de Ideas

Si estás leyendo este apartado, es porque te has interesado en saber algo más de mí, te lo agradezco. Intentaré contar mi historia de la forma más clara y humilde, pues así la he vivido.

Todo comienza en agosto del 2013, cuando alguien decide entrevistarme para un puesto de trabajo en el que sería único responsable de un proyecto con unos objetivos muy ambiciosos. Se trataba de un Ecommerce de electrodomésticos (Electrocosto.com) y me cuentan que actualmente hacía 2-3 pedidos diarios y que el objetivo principal era poder llegar a los 20 de media. Me dicen también que el proyecto lleva activo desde abril y que la persona que lo lleva no consigue hacerlo despegar, de ahí que busquen el cambio.

Cuando me preguntan por mi experiencia soy muy sincero, no tengo ni idea de lo que es un Ecommerce, de lo que es la venta Online ni mucho menos del mundo del electrodoméstico. A mi favor, comenté que llevaba unos años impartiendo cursos de formación de varias temáticas, entre las que estaban: diseño web, programación y administración de servidores. También agregué que en mi tiempo libre hacía páginas web y sabía lo que eran los metas, los <h1>, los <h2> etc. Se ve que eso fué suficiente para que confiaran en mí y decidieron darme el puesto (lo cual me sorprendió un poco).

Mis primeros pasos en Electrocosto

Llega mi primer día de trabajo (la persona a la que sustituyo ya no estaba allí) y lo primero es ponerse al día de todo y ver el funcionamiento. Por suerte, tengo allí en la oficina al informático que, más o menos, algo sabía de lo que se había hecho en la web y empieza a contarme. Reviso todas las conversaciones que había en el email, llamo a algunas de las personas que aparecen en esos email para que me resuelvan dudas he intento hacerme una idea general y real de la situación actual.

Mi primera impresión

Bajo mi humilde conocimiento, mi primer pensamiento sobre el proyecto era: Normal que no venda, ¡está todo fatal! Llega mi primera crisis, y eso que solo llevaba unos días, intento tomármelo con calma, anoto aquello que veo más grave y le doy prioridad. Algo parecido a esto anoté en mi libreta:

  • Resolver los temas aún pendientes en el email.
  • Poner imágenes a la gran cantidad de productos que no la tenían.
  • Localizar y elegir las palabras clave que utilizaré en la estrategia.
  • Elegir las KPI que voy a seguir para analizar el progreso del proyecto.
  • Crear Meta Description en categorías utilizando las palabras clave.
  • Crear los <h1> y <h2> donde no los haya y renovar el contenido de estos utilizando palabras clave.
  • Buscar los canales de difusión.

Primer objetivo cumplido: los 20 pedidos diarios

Llega enero y con él la primera alegría: ya hay días en los que llegamos a los 20 pedidos. El tráfico había aumentado un 51%, al tiempo que la conversión se disparaba. Parecía real nuestro propósito, había descubierto el canal mas rentable para el proyecto (los comparadores) y era el momento de marcarnos un objetivo más gordo. La pregunta ahora era: ¿Hasta donde queremos que llegue Electrocosto?

El dueño de la empresa se reúne conmigo y me dice que su objetivo principal es, algún día, alcanzar a un Ecommerce con mucha trayectoria (prefiero no dar nombres) del cual se había enterado que facturaba online alrededor de los 2 Millones de €.

Me volvió a dar un pequeño bajón pues sabía que para él los objetivos a largo plazo, al final, eran casi que para ya, y que ese objetivo era realmente difícil sabiendo que nosotros habíamos facturado apenas 250.000 € ese año.

Segundo objetivo: a por los 2 Millones de €

Para conseguir este segundo objetivo era consciente de que necesitaría ayuda. Decido meter Electrocosto en el Marketplace de Amazon, lo cual fué un éxito pues el primer día ya hizo 6 ventas. Pronto me escriben desde Pixmania para entrar también con ellos y desde Fnac. Evidentemente, no cierro ninguna puerta y entro con ellos.

El trabajo me desborda, hasta estos momentos estaba yo solo para absolutamente todo (incluso para coger el teléfono) y consigo que me permitan incorporar a un compañero. Como no conocía a nadie del sector, me acuerdo de uno de mis alumnos aventajados y se lo propongo: Rubén Bujalance.

La cosa marcha muy bien y en septiembre nos vemos ambos desbordados de nuevo y contratamos a otra persona, y ya a final de año viendo lo que nos venían entran 2 personas más.

Acaba 2014 y objetivo más que cumplido, ¡¡superamos los 3 Millones de € facturados!!

Crecer, crecer y seguir creciendo

A partir de ese momento, nuestro objetivo era claro: crecer, crecer y no parar de crecer. Queríamos convertirnos en un grande y lo cierto es que las cifras nos han acompañado. En 2015 cerramos año facturando 8,5 Millones y en 2016 lo hicimos en 12,5 Millones. La previsión de este 2017 es cerrar en 20 Millones de € y para los próximos años las cifras ya dan bastante vértigo.

No voy a extenderme en como se han conseguido estas cifras, lo dejo para una posterior entrada donde pueda contarlo todo bien.

Mi aprendizaje en todo este tiempo

Las cifras cosechadas, los objetivos conseguidos… todo eso está genial, ¡es la leche! Pero cuando pongo los pies en el suelo y veo todo lo que he aprendido, todo lo que ya sé y todo lo que puedo seguir aportando… eso no hay cifra que lo iguale.

Tengo muy clara cual es mi prioridad a día de hoy, y no es otra que el poder seguir desarrollándome y poner en práctica todo lo que sé. Me gustan los retos y no pretendo acomodarme en Electrocosto, de hecho es algo que me horroriza. No quiero seguir en un sitio por lo que he hecho, sino por lo que aún pueda hacer, y si no se me permite seguir innovando y seguir creciendo, tengo claro que tendría que abrir un nuevo camino para mí.

Todo lo que he aprendido lo he hecho en base a: pensar, decidir, implementar y analizar. Nunca he querido copiar lo que hacen otros o aplicar aquello se que cuente tras una búsqueda de Google. Entiendo que eso no sirve de nada, cada Ecommerce tendrá su peculiaridad y cada uno decide lo que cree mejor para él. Además, nadie garantiza que lo que ha decidido otro (por muy grande que sea) pueda ser lo más correcto. Es bueno saber que hacen los demás para coger ideas y sobre todo para saber como puedes adelantarles en esta carrera. Si copias a un grande, no podrás esperar adelantarle con su propia estrategia, ¿o de verdad lo esperas?

Juan A. Serrano como Consultor Ecommerce

Ese es el papel que me gusta para mí. Ayudar aportando mi visión en aquellos proyectos ya iniciados o bien comenzar de nuevo de cero en proyectos nuevos pero ilusionantes. La clave es esa, tener ilusión en el proyecto y que te permitan trabajar.

Si tienes un proyecto en el que creas que puedo ser útil, escríbeme y habla conmigo, de momento es gratis (espero siga siéndolo por siempre) y nunca se sabe que se puede sacar de una buena conversación.

Juan A. Serrano como Desarrollador de Ideas Disparatadas

Y este es sin duda el papel que más me gusta de mí, el que hace que me levante con energía todos los días y pueda tener una sonrisa en la oficina. Es importantísimo estar a gusto, tener un equipo implicado con el que se pueda intercambiar ideas y por supuesto que te permitan desarrollarlas.

Cuando una de estas ideas que te surgen de la nada, en plan “que chulo estaría si…”, consigues madurarla y llevarla a cabo, y ves que los resultados son positivos a la vez que el coste ha sido prácticamente nulo, y que la gente queda encantada con ella y recibes mensajes en plan “como os lo curráis!”; la verdad que son estos momentos los más gratificantes de todos.

Y al final, esos pequeños detalles, como yo los llamo, son los que marcan la diferencia y los que hacen de tu proyecto algo único.

Además de consultor Ecommerce, me considero un buen desarrollador de marca. El branding es algo que me ha ocupado mucho tiempo en los últimos años y me he dado cuenta que soy realmente bueno en ello, ¡aparte de que me encanta!

Si crees que puedo ser útil a la hora de desarrollar tu marca o de poner esa chispita disparatada a tu proyecto aprovecha, escríbeme y habla conmigo que sigue siendo gratis. Seguro se puede sacar una buena conversación con estos temas.

Ejemplo de Idea Disparatada

Termino con un ejemplo de una de esas ideas que, aunque quizás no sea una de las más disparatadas que he hecho, por la forma en la que se hizo (se ideó, desarrolló y aplicó el día de antes) resultó muy disparatado el darle el ok y ponerla en marcha.

El 27 de diciembre de 2016 caigo en la cuenta de que el día siguiente era el de los santos inocentes, y mi primera reacción en la oficina fué decir en voz alta: Leche! ¿no vamos ha hacer nada para mañana?

Nos ponemos todos a pensar rápidamente y lo primero que se me ocurre fué: ¿Por qué no decimos que hemos entregado una lavadora con un Dron? llegan las risas de todos… pero de repente se hace el silencio, nos miramos todos y decimos: ¡cojonudo! vamos a ello. Entonces se me ocurre que para darle divulgación lo suyo es publicarlo en un gran medio y no en nuestro blog, así que escribo a Samuel Rodríguez, le cuento mi idea y le pregunto si les interesa publicarlo en Ecommerce News. Me respondió de inmediato diciéndome que estamos locos y que estaría encantado de publicarlo, que le mandara la información.

Redactamos rápidamente la noticia, se la envío y al día siguiente amanece la portada de Ecommerce News así:

ecommerce inocentes

Os dejo enlace a la noticia para que podáis leerla.

Despido la entrada dando las gracias por haber leído hasta aquí, hay que tener paciencia desde luego, y animando a todo aquel que quiera compartir su opinión o proyecto conmigo a que lo haga. Estaré mas que agradecido si dejáis vuestros comentarios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *